Ventajas de una blefaroplastia

ventajas blefaroplastia barcelona

Una blefaroplastia en Barcelona, Londres, Berlín o cualquier parte del mundo, es una intervención estética por la cual se eliminan las bolsas de alrededor de los ojos, así como el exceso de piel y de músculo que se genera en el entorno de los párpados y que nos da un aspecto cansado y envejecido.

Hoy, te contamos cuáles son las ventajas de someterse a una.

Sin anestesia general

Según el cirujano plástico de Pittsburgh Leo McCafferty, la blefaroplastia se considera un procedimiento quirúrgico mínimamente invasivo con un período de cicatrización corto y se puede realizar bajo anestesia local o leve. “Cada vez que se operan los ojos, se puede administrar anestesia local con sedación para que no se sienta, vea o recuerde nada”, dice. “Y te ahorras los problemas que vienen junto con la anestesia general”. La falta de anestesia general significa que normalmente puedes reanudar tus actividades normales (hay menos anestesia en tu sistema que necesita ser expulsado, por lo que no sentirás el atontamiento típico) y estar de vuelta en el trabajo sólo unos días después. Son las ventajas de esta blefaroplastia Barcelona

Puedes hacer la zona que quieras

No tienes por qué operarte de los párpados inferiores e inferiores a la vez, si no quieres. En la consulta previa, el médico evaluará los problemas de tu piel, así como tu situación personal, y te informará sobre si te beneficiará más un tipo de intervención u otra. “Se trata de identificar qué problemas y quejas tiene el paciente y luego determinar un plan adecuado para solucionarlos”, dice el cirujano plástico de Nueva York Stafford Broumand. “Algunos pacientes necesitan intervenir ambos párpados para corregir el problema en cuestión, mientras que otros sólo necesitan corregir uno”. Además, la cara, como un todo, incluyendo las cejas y la piel alrededor de los ojos, necesita ser examinada porque a veces es una combinación de factores la que envejece al paciente, pero lo perciben como sólo sus ojos.

Cicatrices casi invisibles

Las cicatrices son apenas visibles, aunque existen. El cirujano plástico facial Michael Godin, de Los Angeles, dice que la cicatrización no suele ser un problema con los párpados, porque la piel es tan delgada que se cura muy bien. “Cuando los párpados superiores son operados, escondemos la incisión en el pliegue de modo que se vuelva hacia atrás cuando los ojos estén abiertos y normalmente no lo veas. Le digo a los pacientes que habrá una pequeña línea roja cerca de la esquina durante unos meses, que se puede cubrir con corrector”. Las cicatrices de los párpados inferiores son aún menos perceptibles, pues las bolsas se pueden quitar desde el interior del párpado a través de una pequeña incisión en el revestimiento de la mucosa del mismo, o bien, desde el exterior, colocando la incisión en un pliegue natural justo debajo las pestañas.