Ventajas de las semillas autoflorecientes

Las semillas autoflorecientes son las que generan las plantas femeninas de la flor de forma automática sin que importe el número de horas de la luz recibida cada día, completando el ciclo y empezando a producir cabezas después de dos meses.

La planta de cannabis por lo general suele ser una planta de día corto, por lo que su florecimiento se produce cuando los días se hacen más reducidos En el caso del interior, se producen una vez que las plantas logran alcanzar el tamaño deseado, los cultivadores son los encargados de ir cambiando el temporizador de 18 horas de luz y de 12 horas de luz, lo que provoca la floración.

Si se encuentran al aire libre, en regiones del hemisferio norte, la luz natural del sol hace posible el comienzo de la floración a principios del mes de agosto.

Antes que comenzase la era de las semillas autoflorecientes, la forma que existía de salir al aire libre en la cosecha de verano era cubriendo cada planta cada día a la exposición de la luz solar limitándola a 12 horas con mucho. Esto es una gran cantidad de trabajo, lo que hacía a muchos productores a no producir cannabis.

En el interior, muchas de las cepas necesitan tres meses como mínimo para que se produzca un ciclo completo. Las semillas autoflorecientes dan a los productores más posibilidades, siendo una de ellas la de obtener el producto final en solo dos meses, tanto en el caso de las de interior como en el de las de al aire libre.

Las semillas autoflorecientes son una opción a considerar

Una opción bastante rentable en el caso de lo cultivadores de exterior es realizar varios cultivos en un año, desde la primavera hasta el otoño, siendo posible obtener hasta un número de cuatro cosechas al aire libre en una zona caliente como es la mediterránea.

Existen bastantes sitios donde la temperatura no es inferior a 18 o 20 grados, siendo posible cultivar durante la totalidad del año. Al final los consumidores buscan la calidad del producto y los productores también, por lo que estamos ante una variedad que proporciona innumerables ventajas.