Ropa imprescindible personalizada para el trabajo de jardinero

Los jardineros y horticultores trabajan normalmente al aire libre, algo que hace que estén conviviendo con la exposición al sol y la humedad, no nos referimos a la del ambiente, pues pueden estar en lugares secos, sino la que precisan las propias plantas para su crecimiento.

La ropa laboral correcto tiene como principal función evitar accidentes a la hora de trabajar en la jardinería y la horticultura.

La ropa de jardinero puedes personalizarla fácilmente en la actualidad, pudiendo aparecer el nombre de la empresa o el logo que utilice la misma, lo que da una sensación de profesionalidad que suele gustar en los clientes y que ciertamente es deseable en este tipo de trabajos.

Para defenderse del sol, lo aconsejable es llevar un gorro para protegernos la cabeza y usar crema protectora, además de hidratarnos de manera constante. En el caso de la humedad, el vestuario laboral puede ser de gran ayuda.

 

Unas botas de agua de calidad vienen geniales, sobre todo para no tener que soportar la molesta sensación de estar con los pies mojados de manera constante. Suelen estar fabricadas con suelo en PVC, protegiéndonos de perforaciones y resbalones, estando especialmente diseñadas para repeler cada gota de agua.

 

Los jardineros no suelen estar chapoteando en tierra mojada siempre. En otros momentos lo mejor es contar con unas botas de seguridad de piel impermeable, ya que la humedad en menor grado va a seguir estando presente. Se puede añadir que además estas botas, cuentan con gran capacidad antideslizante, lo que ayuda a evitar traspiés y pasear con, por ejemplo, la máquina cortacésped de forma cómoda.

 

Los accidentes más normales en jardinería se relacionan con el manejo de herramientas como la motosierra, cortacésped o desbrozadora, tijeras, etc. El vestuario laboral nos puede proteger ante esos típicos golpes, cortes o pinchazos.  La jardinería y horticultura es un arte donde una buena destreza se vuelve indispensable. Los guantes de seguridad americanos son imprescindibles en jardinería.

 

EL ruido que hacen las máquinas como pueden ser una motosierra, desbrozadoras o el cortacésped no solo es una lata, también pueden surgirnos complicaciones de carácter auditivo. Si queremos dejar de sufrirlas, unas buenas orejeras o cascos antiruido debe ser llevado por todo jardinero que se precie.

En los ojos existe la posibilidad de que puedan sufrir daños que se deriven de manejar este tipo de herramientas, por ejemplo, al cortar arbustos con la motosierra o usar la desbrozadora. Aquí usar pantallas faciales o gafas de seguridad, nos da la protección para nuestros ojos necesaria para evitar que las ramas nos hagan algún daño importante.