¿Qué hace una asesoría fiscal?

asesoria fiscal caracteristicas asesor

En muchas ocasiones de tu vida (porque, créenos: serán muchas), es muy posible que necesites contar con los servicios que ofrece, generalmente, una asesoría fiscal. Para encontrar una, sólo tienes que buscar en Internet “asesoría fiscal Barcelona” o la ciudad en la que vivas. Y te será muy útil cuando conozcas lo que ofrecen.

Declaraciones a Hacienda

Hacer la declaración de la renta y documentos similares para Hacienda es todo un reto para cualquier ciudadano no especializado en el ámbito. Los emprendedores ya conocen las dificultades que trae estar a cargo de una empresa y verse obligado a estar pendiente de este tipo de tareas, muy importantes para encontrar la rentabilidad y el rumbo de la organización de la cual se encuentra al mando.

Así pues, podemos decir que una de las tareas más conocidas del asesor fiscal se desarrolla en la Administración Tributaria: declaraciones periódicas y anuales a Hacienda, pero también sobre impuestos, amortizaciones y deducciones, inspecciones, altas y bajas, cálculo de cuotas, aplicaciones contables…

Puede tratarse de un consultor esporádico, o bien, tratarse para el empresario de alguien a quien recurrir de forma periódica, que realice una planificación fiscal para asegurarle pagar lo menos posible y escogiendo la mejor opción en cuanto a organización.

Otros

Sin embargo, también pueden dedicarse a inversiones inmobiliarias o mobiliarias, operaciones de compra y venta de acciones, operaciones de fusión de sociedades, fondos de inversión, etc. La legislación fiscal española es compleja, así que es buena idea dejar todo esto en manos de un profesional en el ámbito.

Requisitos de un buen asesor fiscal

El profesional al que nos dirijamos debe demostrar ser una persona con formación y experiencia demostrable, con un currículum que nos genere confianza. Al fin y al cabo, tendremos que confiarle algo muy importante de nuestra vida profesional; serán aspectos ante los cuales estamos casi ciegos, por lo que sólo lo tendremos a él.

Por otro lado, nosotros también debemos cumplir nuestras obligaciones de cara a la asesoría fiscal. Para empezar, debemos ir siempre con la verdad, sin ocultar información, puesto que esto no tiene ningún sentido y, a la larga, podríamos estar tirando piedras sobre nuestro propio tejado.