Motivos para someterse a una blefaroplastia

Con el paso del tiempo, es inevitable que la piel pierda elasticidad. Y esto también ocurre en la zona de alrededor de los ojos. A partir de los 35 años, sobre todo, es cuando los músculos de esta zona se empiezan a debilitar de manera notable, la grasa se desplaza y la piel pierde un alto porcentaje de laxitud. Hasta se puede llegar a acumular líquido, lo cual aumenta la sensación de hinchazón en torno a los ojos.

Cuando esto pasa, nuestro aspecto parece envejecido, cansado, por lo que cada vez más personas buscan hacerse una blefaroplastia en Madrid. Es un hecho que las demandas de cirugía estética de párpado han aumentado.

¿Qué otros motivos hay para someterse a este tipo de intervención? Te los contamos:

Por qué hacerse una blefaroplastia

-Ya lo hemos dicho, pero insistimos: contribuye a un rejuvenecimiento del rostro muy notorio.

-Ofrece unos resultados son permanentes, así que no será necesario volver a preocuparse por las bolsas en los ojos.

-Hablamos de una intervención muy poco invasiva, cuya duración es muy corta: aproximadamente, entre una y tres horas.

-El mismo día de la intervención, apenas unas horas después de haberla hecho, el paciente puede marcharse a casa por su propio pie.

-Una vez hecha, en cuanto el paciente llega a casa, no tiene problema alguno para hacer vida normal.

-La zona de los párpados queda amoratada e hinchada, pero enseguida se puede maquillar la zona (más o menos, a los cuatro días) y comienza a volver a la normalidad pocos días después de una semana.

Así pues, afirmamos que se trata de una operación estética efectiva a la par que sencilla, que produce el mínimo de molestias y que, además, ofrece unos resultados permanentes.

Pero la blefaroplastia…

Es muy útil a la hora de conseguir un aspecto rejuvenecido del rostro, pero la cirugía de párpado no acaba con patas de gallo, al contrario de lo que mucha gente piensa. Tampoco soluciona la caída de las cejas ni otra clase de arrugas de la cara.

Pero sí puedes combinar esta operación con otras de carácter estético siempre y cuando el médico lo apruebe.