La realidad sobre por qué siempre vamos a los mismos restaurantes

restaurante con flamenco en barcelona

¿Qué nos hace regresar a los restaurantes que amamos, o aquellos que nos han hecho especial gracia por algún motivo? En algunos casos, es una comida excepcionalmente deliciosa. Pero no siempre es este el motivo; en otros casos, el encanto no se trata de la comida, en absoluto. Tal vez sea que nos encanta el servicio, o la sensación de que nos conozca todo el personal cuando entramos por la puerta. O que has encontrado un restaurante con flamenco en Barcelona con profesionales como no has visto en ningún otro, tanto en la cocina, como en el servicio y sobre el tablado. O, tal vez, sea sólo una sensación inexplicable de estar en tu hogar, que no has podido encontrar en ningún otro restaurante.

Por ello, no hablamos sólo de la buena comida a la hora de fidelizar un cliente. Pero son tan importantes para el éxito (o el fracaso) de un restaurante como la misma. Esto no quiere decir que la comida no sea importante, puesto que lo es. Pero a menudo olvidamos la importancia de los elementos no alimentarios de un restaurante para causar una buena impresión en los comensales.

Una buena ambientación

Del mismo modo, cuando encontramos un restaurante con una ambientación bien trabajada, que nos hace sentir como en casa, o como en una masía, o la zona alta de una gran ciudad… o, en definitiva, que transporta totalmente a su interior, solemos apreciar ese logro.

También, si buscamos un lugar en el que estar a solas con nuestra pareja, o donde pasar un rato agradable con familia o amigos, el lugar que nos haga sentir que hemos encontrado el restaurante ideal se convertirá en nuestro predilecto.

Iluminación, decoración, comodidad, hilo musical

Son otros factores que determinarán si encajamos en ese lugar. En caso de que nos sintamos totalmente a gusto, es seguro que volveremos a ir. Y no sólo eso, sino que también se lo recomendaremos a nuestros allegados.

De modo que, en realidad, aunque la calidad de la comida es un punto central para el triunfo de un restaurante, esto es sólo el principio de todo aquello que debe cuidar.