5 claves para elegir el mejor MBA

Los programas de máster en administración de empresas (Master in Business Administration)  son un gran atractivo para los estudiantes, para profesionales ya en activo o para las empresas incluso.

Cursos específicos como el MBA Barcelona de la escuela de negocios Euncet son el ejemplo de la formación tan especializada que se imparte. Los alumnos de MBA salen de las aulas de estos másteres con unos conocimientos altamente especializados en el mundo de la empresa y (muy interesante) están dotados de un olfato para detectar nuevas oportunidades de negocio. Así es que las empresas reclutan a estos profesionales por sus altas capacidades estratégicas y visión de negocio, a la vez que los alumnos se benefician de muy buenas perspectivas laborales. En el caso de los profesionales que ya trabajan, un master in business representa la opción para reconducir su carrera hacia puestos directivos.

Por todo ello los programas de máster en este sector cuentan con un gran número de alumnos cada año. ¿Y en qué se fijan los candidatos a la hora de elegir su escuela de negocios?

Factores clave en un buen MBA

Enfoque multidisciplinar

Las mejores escuelas de negocios no sólo dan teoría de su campo sino que incorporan conceptos de otras áreas para que la visión sea mucho más completa. Se trata de integrar informaciones, de analizarlas desde otras perspectivas, de aplicar la creatividad y la innovación a la docencia. Que haya una parte práctica también es un elemento a favor, por aquello del método inductivo.

Aprendizaje Flipped

Ya no sirve sólo la clase magistral. Es decir, una parte de teoría bien explicada por un experto en la materia sigue siendo necesaria e interesante. Pero lo que el flipped learning (o aprendizaje desplazado) pretende es distinto: el alumno asume parte de esa carga teórica y la trabaja por su cuenta en casa mientras que el tiempo en el aula se dedica para ampliar teoría, para hacer ejercicios prácticos, para resolver las dudas que sólo surgen cuando el alumno ya ha asimilado la parte teórica. Es un método de éxito en buena parte porque el alumno está más comprometido con su propio proceso de aprendizaje.

Profesor ‘coach’

Es una figura común en el sistema docente norteamericano: cada alumno tiene un tutor o mentor que le ayuda a detectar cuáles son los conocimientos clave que debe adquirir, en qué debe centrarse para sacar el máximo partido de su paso por las aulas. A la vez el coach impulsa actitudes críticas, para que su alumno cuestione lo que se le enseña, para que aporte, para que haga propuestas innovadoras.

Personalización

Va bastante en línea con el rol del coach. Algunos de los mejores másteres se caracterizan porque no dejan que el grupo clase eclipse a los individuos que lo componen. Es decir, observan la formación y el background de cada uno de los estudiantes para reforzarles en lo que necesiten, para detectar sus áreas de interés y así conseguir que saquen todo el jugo del programa de estudios.  

Si bien algunas de estas tendencias están más implantadas en la esfera de los Estados Unidos, las escuelas de negocios en España ya aplican buena parte de estos enfoques. Muchas son ya las que apuestan por los ejercicios prácticos (como con la elaboración de planes de negocios) o tutorizan a sus alumnos y les ofrecen la opción de hacer parte de las clases online para ajustarse a sus necesidades.

¿Estás estudiando un MBA o lo tienes en mente? Déjanos tus comentarios y opiniones.